Son dos de los festivales más importantes que se celebran en España. Sin embargo, los destinos del Summercase y el FIB reflejan la cara y la cruz de un mundo que también se está viendo afectado por la crisis. Así, mientras el Festival Internacional de Benicassim confirma nuevos fichajes, el Summercase se aplaza hasta 2010, a la espera de que mejoren las circunstancias.

090302_Summercase.jpgNi las 81.000 personas que el Summercase logró reunir en las tres pasadas ediciones, ni la asistencia de grupos tan importantes del panorama musical internacional como Blondie, Air o Kean, han sido suficientes para evitar que este festival, celebrado simultáneamente en Barcelona y Boadilla del Monte, sucumbiera a la crisis.

Los rumores que lo anunciaban cada vez sonaban más fuertes y la confirmación llegó en forma de comunicado de la empresa Sinnamon, organizadora del evento, que explicaba que la actual situación económica no garantizaba la celebración del festival con la calidad a la que tiene acostumbrados a los asistentes.

Además, otros cuatro festivales de esta compañía - Ola Festival, Forward Festival, Weekend Dance y Daydream- también han sido suspendidos, mientras que la celebración del Creamfields y el Wintercase continúan en el aire.

Por su parte, la XV edición del FIB, que se celebrará del 16 al 19 de julio y que ya ha vendido 20.000 entradas, ha confirmado la presencia de White Lies, The Bishops, Friendly Fires, Boys Noize y The Psychedelic Furs, que se unirán a los aclamados Oasis, Franz Ferdinand, The Killers y Kings of Leon.

The Bishops y Oasis serán los encargados de encender las luces y arrancar los motores de esta nueva edición el jueves 16 de julio. Un día más tarde el turno será para Boys Noize, Kings of Leon y Paul Weller. A la espera de que se confirmen los últimos grupos, el día 18 de julio, Franz Ferdinand harán vibrar a los asistentes al festival con su música.

Para finalizar, el día 19 de julio The Killers, acompañados de The Psychedelic Furs, White Lies y Friendly Fires, serán los encargados de bajar el telón de este festival hasta el año que viene.