El Festimad, uno de los macrofestivales de rock con más solera del panorama nacional, también ha sucumbido a la crisis. Si los organizadores del Summercase fueron los primeros en anunciar que bajaban el telón, hace unos días fue Julio Muñoz, coordinador del Festimad, quien informaba de que se habían visto obligados a abandonar el formato de macrofestival para volver a sus orígenes.

Festimad2M, se celebrará entre el 24 de abril y el 9 de mayo, al amparo de las fiestas del 2 de mayo, y consistirá en una serie de conciertos que tendrán como eje central El Círculo de Bellas Artes y los locales de La Noche en Vivo y como protagonistas grupos emergentes con cachés modestos, abandonando, así, a los grandes grupos que últimamente habían ocupados sus escenarios y cuyos precios se han disparado.

Entre las bandas confirmadas para esta XVII edición del Festimad destacan Imelda May, Joset090310_festimad.jpge, Those Dancing Days o La Buena Vida. Los precios de las entradas para cada uno de los 60 conciertos que integrarán el festival oscilarán entre los 14 y los 20 euros.

Con esta regresión a los orígenes del Festimad, la organización pretende aprovechar el tejido industrial que ya hay disponible para lograr un festival más urbano. «Vamos a utilizar lo que hay y a darle un camino y una esperanza. No nos apetece gastar los pocos recursos que hay en montar vallas, servicios y equipar un espacio», declaró Julio Muñoz.