Sábado 4 de julio, diez en punto de la noche. Aunque todavía hay luz, la luna ya brilla llena en el cielo. En el campo de fútbol ‘Los Nacederos’ sólo hay unas 30 personas -entre ellos muchas adolescentes con carteles expectantes para ver a Amaia Montero-. Boadilla del Monte va a clausurar sus fiestas. Y lo va a hacer a lo grande. Sábado 4 de julio, diez en punto de la noche. Aunque todavía hay luz, la luna ya brilla llena en el cielo. En el campo de fútbol ‘Los Nacederos’ sólo hay unas 30 personas -entre ellos muchas adolescentes con carteles expectantes para ver a Amaia Montero-. Boadilla del Monte va a clausurar sus fiestas. Y lo va a hacer a lo grande.