A las diez de la noche se apagaron las luces del escenario del Auditorio El Torreón de Pozuelo de Alarcón y empezaron a sonar canciones de míticas series de televisión como 'Verano Azul', 'El hombre y la tierra', 'Curro Jiménez'… Era sólo el principio de lo que fue un revival de los 80 y los 90.


Acompañado por una guitarra, Carmelo de 'El Norte' fue el primero en salir al escenario. 'La chica de ayer' de Nacha Pop se convirtió en el primer tema versionado y en la primera canción entonada de principio a fin por el público. Con 'Adiós para siempre' se despidió de el Auditorio El Torreón.

ImageRoberto, Amancio e Isidro, los integrantes del grupo Tenneesse, fueron los siguientes en actuar.  Himnos del pop nacional como 'Déjame' de Los Secretos, '100 gaviotas' de Duncan Dhu, 'Devuélveme a mi chica' de Hombres G, 'Lobo hombre en París' de La Unión sonaron junto a dos temas propios 'Lucharemos por tu amor' y 'Llueve en mi corazón'. Todos ellos hicieron que el público disfrutara durante la primera hora de espectáculo.

A continuación, Alberto Comesaña, ataviado con un blusón negro que le llegaba hasta las rodillas y un gorro del mismo color, fue el encargado de presentar a la pequeña banda que les iba a acompañar toda la noche. Esta banda, formada por una guitarra, batería, piano y bajo, fue uno de los puntos fuertes de la noche. En solitario, Comesaña versionó 'El límite' de La frontera y cantó su mítico 'Lo estás haciendo  muy bien'.

Acto seguido presentó a Yolanda Yone, su acompañante en Las Nuevas Amistades Peligrosas, como «una señal divina» y juntos siguieron con 'Es por ti', 'Africanos en Madrid' y 'Me quedaré solo'.  'No me importa nada' de Luz Casal fue el tema interpretado en solitario por Yolanda e hizo que el público pudiese disfrutar de la única voz femenina que hubo en el escenario.


Llegó el tema estrella de la noche
A las once y media se escucharon los primeros acordes de 'Agüita Amarilla', versionada por Bernardo, de Los Refrescos. Un verdadero showman, ya que desde que entró hasta que salió del escenario no paró quieto. Se mezcló con el público, con el que cantó y bailó el histórico  'Aquí no hay playa'. Éste fue el tema más coreado por los pozueleros.

ImageLos cinco componentes de Los Tres Temores, disfrazados de monjes, cantaron 'Oh Susana', 'Viva la cerveza' e hicieron al público entonar el estribillo 'Me duele la cara de ser tan guapo' de Los Hombres G. Continuaron con 'Qué difícil es hacer el amor en un Sinca 1000'.

Pasada la medianoche el concierto llegaba a su fin. Pero el público quería escuchar más música. 'Nada fue un error' de Coti reunió a todos los componentes de Poptour en el escenario. Le siguieron 'Entre tú y yo' de El Norte y por último, 'Nuestro amor es para siempre', con el que se despidieron.

Al acabar el concierto la frase más repetida por el público asistente fue «¡es muy divertido, me sabía todas las canciones!». Lo que supuso que más de una garganta esté hoy afónica.