ImageEl cantante británico Mika se ha convertido en el gran triunfador de la ceremonia de los World Music Awards, celebrada anoche en Mónaco. A pesar de que su afonía le impidió actuar en la gala de estos premios que pretenden reconocer a los artistas más vendidos en el ámbito internacional. La otra gran estrella de la noche fue Celine Dion, que recibió el prestigioso Legend Award, por los más de 200 millones de discos vendidos en todo el mundo. Mika, que ha triunfado internacionalmente gracias a su hit 'Grace Kelly', no pudo cantar en la gala de los World Music Awards precisamente esa canción que hace referencia a la madre del Príncipe Alberto, que estuvo presente durante toda la ceremonia y que incluso hizo entrega del Legend Award a Celine Dion. A juicio del heredero, la voz de la artista canadiense "tranquiliza los corazones de todo el mundo y crea sonrisas de amor alrededor de la cara del mundo".

Mika arrolló en la gala de Mónaco, al poder volver a Reino Unido con los premios al artista relevación más vendido, al show masculino de más éxito, al artista pop-rock más vendido y al artista británico de más éxito. En la ceremonia también se rindió tributo a Patti LaBelle por su contribución a la música, donde se inició en los años 50 a través del R&B. Todo el auditorio se puso en pie, incluso Prince, y bailó al ritmo de uno de sus exitos más sonados 'Lady Marmalade'. "Me encanta este show porque une al mundo con la música, necesitamos paz en el mundo", afirmó LaBelle.

Otros artistas premiados fueron el rapero senegales Akon, que recogió los galardones al artista masculino de R&B más vendido, al cantante africano de más éxito y al artista de más ventas en Internet, Rihanna con el premio al mejor espectáculo del año y a la cantante femenina de más éxito. El grupo mexicano Maná fuereconocido con el premio al mejor grupo latino, el cantante egipcio Amr Diab con el de mejor artista de Oriente Medio, Laura Pausini la cantante italiana de más éxito, y Cascada, premiado por sus ventas en Alemania