ImageEn la entrada de hoy en la bitácora del grupo, que lleva por título Un post no deseado, el conjunto de pop donostiarra "La Oreja de Van Gogh" confirmaba la pérdida de uno de sus componentes. Amaia Montero abandona al grupo que la dió a conocer para comenzar su gira en solitario. "Queríamos contaros que hace unas semanas Amaia [Montero, vocalista] decidió no continuar con nosotros en La Oreja de Van Gogh para comenzar su carrera en solitario", anuncian hoy el resto de integrantes de la formación, Pablo Benegas (guitarra), Álvaro Fuentes (bajo), Xabi San Martín (teclados) y Haritz Garde (batería).

En la entrada de hoy en la bitácora, que lleva por título Un post no deseado, Pablo, Álvaro, Xabi y Haritz cuentan que "desde que hemos sabido de esta decisión [la de Amaia] hemos sentido mucha tristeza, no sólo por los motivos musicales evidentes, sino también por todos los años y experiencias vividas y por vivir. Sin embargo, y aunque quisiéramos que Amaia siguiera con nosotros, le deseamos toda la suerte del mundo en la nueva etapa que ha decidido tomar".

Los firmantes subrayan que, "por nuestra parte, en La Oreja de Van Gogh aún sentimos que nos quedan muchísimas canciones por escribir. Tanto es así que ya estamos componiendo, con la pasión de siempre, un nuevo disco que esperamos tener listo a lo largo de 2008". Con un fuerte abrazo, "en especial a aquellos que nos seguís tan de cerca", concluye el post.

"Los quiero como a hermanos"

Amaia Montero, por su parte, y tal como ha informado elpais.com, ha hecho público otro comunicado, en el que da cuenta de "la que hasta hoy es la decisión más difícil de mi vida". "Los 11 años que he pasado con LOVG y todo lo que he vivido con ellos permanecerá por siempre en mi corazón y en mi cabeza pero he sentido que es el momento de comenzar una nueva etapa en mi vida emprendiendo mi carrera en solitario.

Es una decisión que me produce tanta ilusión como miedo", asegura la cantante en la nota. Y agrega: "He escuchado muchas tonterías sobre la relación que tengo con los chicos de LOVG y sólo puedo decir que en estos últimos años he convivido más con ellos que con nadie y que los quiero como a hermanos y añadir que mucho de lo que soy como persona lo he aprendido con ellos".Amaia les desea " todo lo mejor" y no cierra ninguna puerta: "quién sabe lo que pasará en el futuro", concluye.