ImageAntes del concierto celebrado el 5 de julio en el campo de fútbol El Nacedero en el municipio de Boadilla del Monte. Diario de Boadilla entrevistó al jerezano David DeMaría.



¿Podía considerarse que el secreto del éxito es la fuerza de voluntad?

En los momentos difíciles siempre me he agarrado a la fuerza de voluntad. Tener fuerza de voluntad es lo que me ha ayudado a venirme a vivir a Madrid, a hacer la ruta cantautores, a no dejar de componer y de producir para otros artistas, a abrirme mi hueco y tener mi huequecito en el pop nacional.


¿Te sientes identificado con la letra de algún tema en especial?

Me siento identificado con cada una de las canciones que vais a escuchar en estas dos horas de concierto. Todas son un pedacito de mi vida y cuando eres el padre de cada una de ellas es difícil decir ‘me gusta más esta que la otra’. Una que me gusta mucho es ‘La ciudad perdida’, con la que abrimos el concierto, que es una canción que define mucho esa vena de pop-rock que yo tengo. ‘Cada vez que estoy sin ti’, ‘Pétalos marchitos’, ‘Barcos de papel’ o ‘Precisamente ahora’ han sido temas importantes de cara a mi carrera.


Los oyentes de Pozuelo Radio llevan muchas semanas disfrutando del single ‘Dueña de este mar’, que se encuentra en el número 24 de la lista de Los 30 Cauro, que es la lista de éxitos de Pozuelo Radio. ¿Cuál es la historia de esta canción? ¿Cuál es su mensaje? ¿Cómo surgió?

Yo creo que todo hombre siente a su alrededor a la dueña del mar de dudas que continuamente nos asola la cabeza. En este caso, está canción fue escrita para la dueña de mi mar de dudas en aquel momento a nivel emocional y sentimental. Yo sigo creyendo que nos queda la palabra y el silencio para desnudar la voz. También pienso que en los tiempos que corren, lo que más me motiva e ilusiona es encontrar a esa persona que se haga plenamente dueña de mi mar de sentimientos y no de dudas. 

¿Cómo está funcionando todo en la gira de ‘La fuerza de la voluntad’. Grandes éxitos?

Muy bien. Gracias a Dios allí donde vamos se recibe el cariño. Estoy encontrando a un público que se identifica con la fidelidad a un estilo y a un artista que hoy en día escasea. Hoy en día todo se mueve mucho más por tendencias, por momentos, por ciclos y por modas. David DeMaría está acogiendo a un público que sabe lo que viene a escuchar y eso es muy importante, tal y como anda el mercado hoy en día.

¿Hay mucho desgaste físico en una gira con tantos conciertos como ésta?


Físico y psicológico. Cuando la cabeza te falla, el resto se puede ir a pique mucho antes.

¿Qué se echa de menos en la giras?

El orden de vida: despertar en la misma cama, comer ordenadamente, horas de sueño… La vida de un músico te desequilibra mucho psicológicamente y tienes que estar centrado y acostarte temprano.