La plaza de Sevilla la Nueva ha vuelto a convertirse en un gran restaurante al aire libre cuyo menú, como ya es tradición desde hace algunos años, ha servido para que los vecinos pudiesen degustar este plato tradicional acompañado por un vaso de limonada. La plaza de Sevilla la Nueva ha vuelto a convertirse en un gran restaurante al aire libre cuyo menú, como ya es tradición desde hace algunos años, ha servido para que los vecinos pudiesen degustar este plato tradicional acompañado por un vaso de limonada.